Las mascarillas hidratantes contienen agentes como la glicerina, el ácido hialurónico o el algín, compuesto de las algas, para aportar agua a la piel. Además, estos productos de belleza también pueden contener extractos de plantas y frutas. La granada, por ejemplo, es un hidratante muy efectivo.

Para que el efecto de la mascarilla sea el deseado y los agentes actúen al 100% hay que aplicar la mascarilla sobre una piel totalmente limpia. Lo ideal es hacerse un peeling antes de aplicarse el tratamiento o por lo menos hacerse una limpieza profunda. Si la mascarilla tiene textura de crema se aconseja aplicarla con un pincel especial.

¿El mejor momento para aplicarse una mascarilla?

Antes de acostarse

  • Las mascarillas hidratantes actúan mejor si se aplican en un ambiente húmedo y cálido. Así que hazte un baño y aplícate una mascarilla facial mientras te relajas. El resultado será óptimo.
  • Lo ideal es mantener la mascarilla sobre la piel de 10 a 15 minutos, con este tiempo todos los agentes hidratantes penetran en la piel y hacen su efecto
  • Pasado el tiempo de actuación retira los restos de la mascarilla con una toallita o un disco desmaquillante.
  • Lo mejor es aplicarse la mascarilla justo antes de irse a dormir porque entonces la piel tiene toda la noche para recuperarse y regenerarse.