A medida que pasan los años, en nuestra piel van apareciendo las arrugas, que no son más que la pérdida de la elasticidad de la piel, aunque otros piensen que son un anuncio de que decae nuestra juventud. No tiene por qué ser así. Si nos sentimos jóvenes y deseamos que nuestro cuerpo lo refleje, pues simplemente vamos y nos deshacemos de las molestas arrugas. ¿Y cómo lo hago? Hay muchos tratamientos, algunos efectivos, otros no tanto, para combatir las arrugas. Entre ellos están el uso de Toxina Botulínica tipo A – Botox® / Magnion® (una sustancia segura), rellenos de colágeno, láser, etc. Sea cual sea el procedimiento que se realice, siempre debe estar supervisado por un profesional de la medicina, porque de no hacerlo se puede poner en riesgo nuestra propia salud. Así que ya no hay excusa para no verse joven y sentirse joven.

Este procedimiento tiene una duración aproximada de 30 a 80 minutos.

Resultados visibles desde la primera sesión.