A todos nos crece pelo alrededor del cuerpo. Sin embargo, existen zonas donde ese pelo no es deseado (abdomen, espalda, cara, cuello, pecho, axilas, brazos, piernas, etc.) o crece más oscuro o grueso. Anteriormente se crearon técnicas para eliminar ese vello no deseado: pinzas, rasuradoras manuales o elécticas, cera caliente o fría, productos químicos, etc. Algunos de estas técnicas producen dolor, otras son molestas, pero lo que tienen en común es que son transitorias, ya que el pelo vuelve a crecer. La técnica depilatoria con más crecimiento a nivel mundial es la depilación definitiva con láser. Se puede utilizar en cualquier zona del cuerpo y cualquier persona puede acceder al tratamiento. Hoy en día, la depilación láser es la técnica más efectiva, de bajo costo y de rápida solución.