Uno de los mayores obstáculos para lucir un cuerpo perfecto son las indeseadas estrías. Hombres y mujeres la padecen por igual y es común que aparezca con algunos de estos factores: embarazo, aumento o disminución acelerada de peso, cambios hormonales, factores hereditarios, etc. Su aparición puede manifestarse en: pecho, abdomen, muslos, caderas, brazos y glúteos. A pesar de que las estrías son difíciles de quitar, hay tratamientos que la disminuyen casi en su totalidad: la técnica que utilizo en el consultorio consiste en la exposición de la piel a un rayo láser controlado y medicado. El láser, penetra en las capas inferiores de la piel, estimulando la creación de colágeno y otras sustancias naturales que se encargan de darle elasticidad a la piel. El resultado es una eliminación de las estrías de más del 80%.

Este procedimiento tiene una duración aproximada de 30 a 80 minutos. Resultados visibles desde la primera sesión.